Vegetación

El Paisaje Protegido de la Desembocadura del Riu Millars, a lo largo de sus casi 16 kilómetros de curso fluvial, presenta una gran variedad de hábitats condicionados principalmente por la geomorfología y la presencia variable de agua. Así, encontramos zonas donde el río discurre encajonado entre paredes, zonas con caudal intermitente de agua, zonas con caudal permanente debido al aporte de las depuradoras, y lagunas litorales en la propia desembocadura.

Consecuentemente, en cada uno de estos ambientes encontraremos una serie de comunidades vegetales características como son:
Bosque de ribera:

Presente en el tramo alto de río, donde aparecen comunidades densas de chopo (Populus nigra), álamo (Populus alba), sauce blanco (Salix alba), sarga (Salix elaeagnos), mimbrera (Salix fragilis) y otras especies arbustivas propias del bosque de ribera.

En el resto de tramos, en general, no se llegan a formar comunidades definidas y se presentan como ejemplares dispersos en espacios ocupados por otras comunidades de carácter helofítico como cañizares o juncales. Sí aparece un importante núcleo regenerado de chopos en la zona de la finca del Milionari.

Pinares:

Encontramos principalmente pino carrasco (Pinus halepensis) junto con algún ejemplar de pino piñonero (Pinus pinea). Aparecen sobre todo en El Termet de Vila-real, donde presentan una gran cobertura.

También podemos encontrar pinares desde el final del Paisaje Protegido (cruce del río con la carretera CV-10) hasta el puente de Santa Quiteria.

Adelfares y tarayales:

La agrupación del tamarindo (Tamarix africana) y de la adelfa (Nerium oleander) está presente con relativa frecuencia en la zona más fluvial del Paisaje, y en zonas rocosas y con abundantes cantos rodados. Su presencia va disminuyendo al acercarnos a la desembocadura, donde desaparecen completamente.

Bosque mediterráneo:

Se incluyen en esta formación vegetal los bosques formados por matorral mediterráneo termófilo salpicados de ejemplares arbóreos de pino carrasco o algarrobo (Ceratonia siliqua). Las especies dominantes son el lentisco (Pistacia lentiscos), la coscoja (Quercus coccifera), el romero (Rosmarinus officinalis), la aliaga (Genista scorpius) y el espino negro (Rhamnus lycioides) entre otros, como las trepadoras zarzaparrillas (Smilax aspera) o la madreselva (Lonicera implexa).
 
Encontraremos estas formaciones en el tramo alto del Paisaje, desde el cruce con la CV-10 hasta Santa Quiteria, en los taludes que definen el curso del río, y en el propio lecho, en las zonas donde la humedad no es suficiente para el desarrollo de la vegetación de ribera.

Vegetación helofítica:

Son grandes hierbas enraizadas bajo el agua pero con una parte del aparato vegetativo emergida y en el Millars se trata de poblaciones sobre todo del carrizo (Phragmitation Australis) y la enea (Typha angustifolia). Se localizan carrizos en el tramo final del río, y a medida que nos alejamos de la desembocadura, conviven con la enea.

Cañares:

Comunidades en las que predomina la caña (Arundo donax) acompañada en ocasiones por alguna especie trepadora. Aparecen a lo largo de todo el curso fluvial y en la desembocadura, haciéndose más patentes en los bordes de acequias y puntos con flujo constante de agua.

Prado húmedo y junquera:
La presencia de juncales de diversas especies (común, junco de laguna, negro) se localiza en el tramo más fluvial del Paisaje, especialmente en la zona interior entre la vía del tren y la desembocadura.

Prados secos mediterráneos:

Son comunidades herbáceas que se desarrollan rápidamente en zonas de alta degradación y poca influencia hídrica. Podemos encontrar ejemplares de triguero (Oryzopsis miliacea), euforbia (Euphorbia helioscopia), olivarda (Inula viscosa) o hinojo (Foeniculum vulgare) en la zona media del Paisaje, desde el puente de la CV-18 hasta la zona lagunar de la desembocadura.

Vegetación alóctona:

Se incluyen en este grupo las especies que se han introducido en el Paisaje (a excepción de la caña) como son el ricino (Ricinus communis), la pitera (Agave americana), la chumbera (Opuntia ficus) o la falsa acacia (Robinea pseudoacacia).

Se encuentran dispersas por el Paisaje aunque su presencia es mayor en las zonas ligadas a la actividad humana.

Comunidades psammófilas:

Son las plantas adaptadas a sustratos arenosos, aunque en el Paisaje se trata más de cantos rodados presentes en la línea de costa protegida. Se dan agrupaciones de mayor densidad en la zona sur de la costa, más lejos de los núcleos de población.